A LA SEGUNDA SALA DE LA CÁMARA PENAL DEL DISTRITO JUDICIAL DE SANTIAGO

DE:
EL LIC.


ASUNTO:
REVISIÓN DE MEDIDA DE COERCIÓN, SEGÚN ARTÍCULOS 238 AL 240 DEL CODIGO PROCESAL PENAL

IMPUTADO
PEDRO REYES

REFERENCIA:
RESOLUCIÓN NO. 1434/2010 DE FECHA 15/7/2010 DE LA OFICINA JUDICIAL DE ATENCIÓN PERMANENTE DEL DISTRITO JUDICIAL DE SANTIAGO

HONORABLE MAGISTRADO

El señor PEDRO REYES, dominicano, mayor de edad, casado, comerciante, portador de la cédula de identidad y electoral 031-0059878-1, quien tiene como abogado constituido y apoderado como defensor técnico al LIC. dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral 031-0498185-1, abogado de los tribunales de la República, con Matrícula 13656-0087-01 y con estudio jurídico abierto en esta ciudad de Santiago de los Caballeros, en la Avenida Juan Pablo Duarte, Plaza Boulevard, Módulo 7, “Estudio jurídico RRS”, quien por medio del presente acto tiene a bien exponerle lo siguiente:
Considerando: A que mediante la resolución No. 1434/2010 de fecha 15/7/2010 al solicitante se le fue impuesta la medida de coerción de prisión preventiva por el periodo de 3 meses, por presunta violación a las disposiciones de los artículos 379 y 382 del Código Penal Dominicano.
Considerando: Que de acuerdo al Art. 15 del Código Procesal Penal: “Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad personales. Las medidas de coerción, restrictivas de la libertad personal o de otros derechos, tienen carácter excepcional y su aplicación debe ser proporcional al peligro que trata de resguardar.”
Considerando: Que según el Art. 222 del CPP – “Principio general. Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad personal. Las medidas de coerción tienen carácter excepcional y sólo pueden ser impuestas mediante resolución judicial motivada y escrita, por el tiempo absolutamente indispensable y a los fines de asegurar la presencia del imputado en el procedimiento.

La resolución judicial que imponga una medida de coerción o la rechace, es revocable o reformable en cualquier estado del procedimiento. En todo caso, el juez puede proceder de oficio cuando favorezca la libertad del imputado.”
Considerando: Que de acuerdo al Art. 238 del CPPP- “Revisión. Salvo lo dispuesto especialmente para la prisión preventiva, el juez, en cualquier estado del procedimiento, a solicitud de parte, o de oficio en beneficio del imputado, revisa, sustituye, modifica o hace cesar las medidas de coerción por resolución motivada, cuando así lo determine la variación de las condiciones que en su momento las justificaron.”
Considerando: Que tal como estipula el Art. 240 del CPP- “Revisión a pedido del imputado. El imputado y su defensor pueden provocar la revisión de la prisión preventiva que le haya sido impuesta, en cualquier momento del procedimiento. La audiencia prevista en el artículo anterior se lleva a cabo dentro de las cuarenta y ocho horas contadas a partir de la presentación de la solicitud.Al revisarse la prisión preventiva el juez toma en consideración, especialmente, la subsistencia de los presupuestos que sirvieron de base a su adopción.”
Considerando: Como dispone el Art. 241 del CPP- Cese de la prisión preventiva. La prisión preventiva finaliza cuando: 1) Nuevos elementos demuestren que no concurren las razones que la motivaron o tornen conveniente su sustitución por otra medida;”
Considerando: Que el juez tomó como supuesto para indicar la prisión preventiva, los siguientes argumentos:
1- Gravedad del hecho que se imputa por lo que se deduce su disposición a sustraerse del proceso
2- El acta de arresto en flagrante delito
3- Los elementos de prueba ocupados al imputado en el momento de su arresto, por lo que existen indicios razonables que vinculan al imputado con la infracción.
4- Las características personales del imputado, en especial su resistencia al arresto
5- El imputado no demostró suficiente arraigo
Deduciendo de todo lo anterior que la prisión preventiva era la única medida que garantizaría la presencia del imputado a todos los actos del procedimiento.
Considerando: Que a los fines de demostrar que real y efectivamente las condiciones que determinaron en su momento la imposición de la medida de coerción consistente en prisión preventiva han variado, la defensa técnica aporta los siguientes documentos como presupuestos para sustituir dicha medida:
1- Certificación de no apelación
2- Certificación del párroco de su comunidad, avalando el buen comportamiento del señor PEDRO REYES durante toda su vida.
3- Acto de unión libre con la señora GUILLERMINA ROMERO con ha cohabitado 2 años y ha procreado 1 hijo
4- Certificación de su hermano JOSÉ REYES de que PEDRO REYES era el administrador de su compraventa “Compraventa Grandes Ligas”, enfatizando que el negocio está cayendo desde que el señor PEDRO REYES fue detenido.
5- Declaración de garante personal por parte del señor MANUEL ALEJANDRO GRULLON
6- Copia del acto de venta por el cual adquirió el inmueble en el que actualmente reside con su compañera
7- Certificación del MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES de que el imputado carece de pasaporte.
Considerando: Que debido a la prontitud con la que fue celebrada la audiencia ante el Juez de Atención permanente, no había sido posible para el imputado demostrar con anterioridad todos los presupuestos que aseguraban su arraigo.
Considerando: Que los documentos anteriormente mencionados varia indefectiblemente la presunción judicial de sustracción del proceso que pesaba ante el imputado, demostrando efectivamente el arraigo que este posee, así como su personalidad afable y laboriosa.
Considerando: Que lo más importante es que el imputado posee arraigo suficiente para no sustraerse del proceso y que aun de intentarlo, carece de pasaporte por lo que su localización seria posible rápidamente.
Considerando: Que el imputado no ha sido sometido anteriormente a la acción de la justicia y se encuentra en entera disposición de presentarse cuantas veces sea necesario a los fines de que la investigación prospere.
Considerando: Que de acuerdo al Art. 14 del CPP- “Presunción de inocencia. Toda persona se presume inocente y debe ser tratada como tal hasta tanto una sentencia irrevocable declare su responsabilidad. Corresponde a la acusación destruir dicha presunción.En la aplicación de la ley penal son inadmisibles las presunciones de culpabilidad”.
Considerando: Que en caso del imputado no ser encontrado culpable, la prisión preventiva dictada en su contra podría convertirse en una pena anticipada e injustificada que lesionaría gravísimamente su sagrado derecho a la libertad.
POR TODO LO ANTES EXPUESTO, TENEMOS POR BIEN SOLICITAR LO SIGUIENTE:
Primero: Que en cuanto a la forma, sea acogida la presente solicitud de medida de coerción por ser conforme con la ley procesal penal vigente, especialmente los art. 222, 238 y 240 del Código Procesal Penal, ley 76-02.
Segundo: Que en cuanto al fondo sea acogida y por consiguiente se sustituya la media de coerción de prisión preventiva dictada contra el señor PEDRO REYES por la de garantía económica o cualquier otra dispuesta en el art. 226 del Código Procesal Penal que no implique la privación total de la libertad, en las modalidades que el tribunal considere apropiadas.
Dada en la ciudad de Santiago de los Caballeros, Provincia de Santiago, a los 5 días del mes de Octubre del año 2010.


Abogado Defensor